Turnos

Banner

Quien esta en Linea?

Tenemos 25 invitados conectado(s)

Servicios

Prestaciones

.

La calidad de vida se puede lograr. Para esto es importante una terapia, un lugar de escucha, pero de una escucha real en donde se ayuda al paciente a valorar los aspectos positivos que tiene, las herramientas con las que cuenta para poder moverse y organizarse frente a la vida, y si no las tiene, crearlas.
Poder observar los puntos positivos que tenemos, valorar con lo que contamos, hace que tengamos una visión diferente de las situaciones, problemas o estímulos estresantes. Dependiendo de cómo uno observa, desde qué lugar ve las cosas o las analiza, es que va a enfrentar o no a las mismas, teniendo los resultados consecuentes. No necesariamente se tiene que hacer esto desde lo negativo sino que desde lo positivo es desde donde uno obtiene una buena calidad de vida, que su vida sea positiva frente a obstáculos que son inevitables, que uno no puede controlar o prever en muchos casos. El tema es cómo poder cambiar o generar cambios internos, para así generar cambios externos; es un feedback, es un ida y vuelta, salir de lo negativo y pararse
desde lo positivo es obtener resultados positivos. ¿Por qué algunas personas se sienten más satisfechas con sus vidas que otras?
¿Cuáles son los factores relacionados con el bienestar psicológico y la satisfacción? Al proceso de la salud mental se accede, tradicionalmente, por el polo negativo, y es obvio que hay necesidad de dar solución inmediata al problema, predominando en su abordaje un enfoque médico psicopatológico.
Temas que se estudian dentro de una perspectiva positiva son: el sentido de coherencia, la fortaleza, la autoeficacia aprendida, el locus de control, la capacidad de resistencia (resiliencia), los mecanismos de defensas maduros, el bienestar psicológico, el bienestar subjetivo, las estrategias de afronta-miento, los talentos, la creatividad. Centraremos nuestra atención en este estudio en el tema del bienestar psicológico, ya que es posible caracterizar la satisfacción y la felicidad como indicadores de buen funcionamiento mental. Como puede apreciarse, el concepto de bienestar forma parte de un universo conceptual más amplio, el de calidad de vida. Las relaciones entre el bienestar general y el bienestar psicológico, o salud mental positiva, no pueden comprenderse sin remitirse al concepto del sí mismo y su papel regulador de la personalidad. Este sistema autorregulador de la personalidad funciona como moderador del bienestar y la calidad de vida percibida. Según Veenhoven (1994), la "calidad de vida" denota dos significados. Por una parte la presencia de condiciones consideradas necesarias para una buena vida y, por otra, la práctica del vivir bien como tal.
Autoaceptación, Relaciones positivas, Autonomía, Dominio del entorno, Propósito en la vida, Crecimiento personal. El bienestar del paciente depende de nuestra competencia profesional:

 

  • Preocupación genuina por la situación del paciente.
  • Confort, estando atentos a cada detalle con conocimientos prácticos y una inventiva creadora.
  • Comunicación, teniendo en cuenta que más que capacidad de decir es capacidad de escuchar.
  • Integración, facilitando apoyo mutuo entre familiares y paciente quien deja de sentirse una carga.
  • Jovialidad, proporciona alivio a los pacientes. No forzada o inapropiada.
  • Coherencia y perseverancia, el tiempo dedicado a ellos debe ser de calidad constante.
  • Ecuanimidad, comodidad en el encuentro con el paciente, para asimismo favorecer dichos encuentros. para que nuestros pacientes tengan calidad de vida, logrando consistencia interna y ajuste de las escalas de bienestar psicológico.

 

 

Al ver y sentir la gratitud del paciente y su familia por medio de una sonrisa, un abrazo, etc., podemos decir VALE LA PENA, y continuaremos luchando